Venenos para mañana

Decir que no está demostrado que sea pernicioso no es lo mismo que no ser pernicioso. Quiero decir que Fraga se bañó para demostrar que en Palomares no había contaminación nuclear y aún hoy aparecen de cuando en cuando informes advirtiendo de lo contrario. El amianto de las fábricas de Uralita, o las fumigaciones con DDT son otros ejemplos de venenos que sólo se admitieron demasiado tarde, demasiados muertos después. Hoy nos dicen que no está demostrado que las antenas de telefonía móvil sean dañinas, y lo mismo con los [productos transgénicos->http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos], y con tantas cosas. Pero tampoco está demostrado que “no” sean dañinas, aunque haya sospechas y datos. De sentido común sería tener algo de prudencia y darnos tiempo para que la tecnología no se vuelva contra nosotros. Pero claro: eso va en contra de este productivismo suicida en que andamos metidos. Y así andamos, con miles de antenas coronando los edificios de nuestras ciudades, y consumiendo, incluso sin saberlo, productos transgénicos. Tal vez mañana digan diego donde dijeron digo. Mientras tanto, como Fraga, nos bañaremos convencidos de que todo está bien.

[Más información->http://www.uva.org.ar/quimicos.html]

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario