Vida consagrada

La vida consagrada va camino a convertirse en un arcaicismo, una palabra antigua que las nuevas generaciones desconocen. Existe mucho mito y mucho tópico cuando se trata el tema, pero, por lo general, se trata simplemente de personas que deciden libremente dedicar su vida a un fin que se escapa de la mera supervivencia.

En estos tiempos de pensamiento único, de proyectos de vida superficiales guiados por préstamos hipotecarios y trabajos precarios, poder contar con el testimonio de personas reflexivas, espirituales, cariñosas y cercanas, en su búsqueda de Dios, se llame como se llame, es un patrimonio de la humanidad, un bien a conservar y fomentar.

Se podrá criticar o incluso llegar a burlarse, como hacen ciertos neoprogres incapaces siquiera de entender qué es eso de la trascendencia, de esta opción de vida que lo deja todo para buscar el Todo. Pero para mí, que tengo buenos amigos de vida consagrada aquí en Huelva, pero también en las selvas de Sierra Leona o en los suburbios de Nairobi, saber que ellos están ahí es como saber que tengo el mar cerca, me orientan, me animan y me hacer encontrarme con el sentido de la vida. Si buscamos referentes que no sena futbolistas, cantantes o políticos, ahí los tenemos.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario