¿Voluntarios o militantes?

Javi, algunas tardes, vive en el piso de acogida para presos que Cáritas tiene en Huelva. Es un voluntario. Y Javi no entiende esa palabra. Para él, la actividad que desarrolla con los presos es una militancia porque con ella no sólo se plantea una tarea asistencial, sino también la denuncia y el cambio de las estructuras penitenciarias, en estructuras más humanas. Hoy, que celebramos el Día Internacional del Voluntariado, lo que mi amigo Javi dice cobra sentido. Sería bueno cambiar la terminología, sustituir el voluntarismo por la militancia porque el voluntario dedica un par de horas a la causa de la solidaridad, el voluntario se plantea un trabajo asistencial. Y ser militante es mirar el mundo y situarse ante él de una manera que cuestiona, que hace crecer, que implica el encuentro con las víctimas de las injusticias, para con ellas buscar la justicia. Ser militante requiere coherencia y no admite compartimentos estancos. Ser militante, en definitiva, es tener como premisa la lucidez esperanzada y el compromiso ideológico que comporte un modelo social distinto en el que la solidaridad y la justicia sean el principio y el final.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario