Volvemos

Volvemos. Hacemos recuento de muertos y nos damos cuenta de que pagamos religiosamente el peaje debido a tanto coche y tanto desplazamiento, y que de poco sirvieron las campañas, los puntos y las advertencias: el que más corrió, por otro lado, fue Fernando Alonso, velocidad consentida. Volvemos. A Enrique de Castro se le llenó la Iglesia para celebrar la Pascua, allá en Vallecas, después de que Rouco se empeñara en cerrarla: otra metedura de pata de la jerarquía católica, que demuestra, una vez más, que anda fuera de juego en tantas cosas. Volvemos. Al espeso y recurrente pulso entre el nacionalismo vasco y el Gobierno español, espoleados ambos por un PP nervioso e histérico: el “escenario sin violencia” se acerca y se aleja a trompicones. Volvemos. A la [sombra de la sospecha->http://www.rebelion.org/noticia.php?id=49432] que avanza sobre algunas ONGs españolas, Intervida la última en ser cuestionada públicamente: se precisa transparencia absoluta en un sector que cada vez mueve más dinero, para evitar el aleteo de los carroñeros. Volvemos. De una ola de frío que dejó muchos bañadores en la maleta, son las cosas de cambio climático, o de la climatología a secas, quien sabe. Volvemos, en fin, descansados, renovados, dispuestos a darle un último empujón a este curso, volvemos a la rutina, a las noticias amargas y dulces, a la apasionante rutina, a las prisas, al colegio, a la oficina, a la empresa. Volvimos. Aunque algunos, tristemente, hubieron de quedarse.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario