Vota Rocío

Se pasean los políticos por la ciudad creando a su alrededor espacios virtuales, un surtido de lugares y circunstancias que cualquiera diría que existen de verdad, que han estado siempre ahí: como si fuera real, en un tenderete se pregunta su opinión a los jóvenes, o los señores y señoras aspirantes a un cargo hacen la compra en el mercado, o se sientan en un banco de cualquier plaza con los vecinos que por allí se solean. Todo muy creíble, si no fuera por la parafernalia de megáfonos y automóviles estampados que de vez en cuando rompe la ilusión. De todos estos escenarios, ninguno iguala la salida de las Hermandades. La puesta en escena es impagable, y la aprovechan los candidatos -no todos, es verdad- para demostrar que se sumergen en el alma del pueblo, para diluirse con sus electores. Aquí no se hace política, no se propone, no se discute un programa, incluso se difuminan las diferencias. Pero eso es lo de menos: se trata de dejarse ver, de pasearse por el territorio de los sentimientos colectivos que estos días, bajo el amparo de Señora, están a flor de piel. Y es que parece todo tan auténtico… ¿Dicen que el Rocío va a restar votos el domingo? De eso nada: tal vez todo dependa de quién sabe bailar mejor las sevillanas.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario