Votantes (I)

Estaba ilusionado. Se acercaba el momento de ir a votar, y después de tantos años en España podría, por fin, acercarse a las urnas, enseñar su identificación, y votar. Sabía de lo importante que era para su gente acceder a las urnas, de como, en la medida en que más inmigrantes se convirtieran en votantes, sus demandas, sus necesidades y sus derechos entrarían en las agendas políticas. No era ingenuo: casi todo en campaña le sonaba a promesa fácil, discurso vacío en busca de votos, sin intención de hacerse realidad una vez terminado el recuento de papeletas. Pero mucho peor era no contar, no existir en los programas. Porque cuando hablaban de inmigración en campaña de lo que se hablaba en realidad era de las fronteras y del control de las mismas. Nunca de los que ya están dentro, de los que son ciudadanos, vecinos y, algunos pocos como él, votantes. Pero bien: el próximo domingo él pondría una nota de color en su colegio electoral. Estaba ilusionado, mucho más que sus compañeros de trabajo, tan españoles como abstencionistas. Paradojas de la democracia.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario