XXI Marcha a Rota

En los años ochenta la protesta principal que se escuchaba en su recorrido era contra la entrada de España en la OTAN. Después aquello se llenó de objetores e insumisos y de solidarios con objetores e insumisos que no entendían por qué aquellos chavales tenían que entrar en la cárcel por negarse a aprender a matar. Hubo años en los que se puso la vista en América Latina y se protestó contra la invasión yanqui de Panamá o el apoyo norteamericano a la dictadura salvadoreña o a la contra nicaragüense. Se gritó “no a la guerra” en las dos campañas contra Irak y en la de Afganistán. Por la carretera que lleva del Puerto de Santa María a la base norteamericana de Rota hemos visto también a indígenas de la Selva Lacandona (Chiapas-México) y a portugueses que decían que ellos tampoco querían bases, ni en Rota ni en las Azores, y a pacifistas marroquíes que nos hacían comprender lo absurdo de las fronteras y nos recordaban el drama de la inmigración. Y nos encajamos en la era de la globalización y en la pancarta que abrió la manifestación del año 2002 pudimos leer: “Otro mundo es posible: un mundo sin bases militares”. Hoy se celebra la XXI Marcha a Rota y los pacifistas vuelven a convocar contra todas las bases, contra todos los ejércitos y contra todas las intervenciones e instituciones militares, como hace ya más de veinte años…

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario